Ministerios Cielos Abiertos.

El Salvador

marzo 28, 2013

Elegidos desde antes de la creación del mundo.


Efesios 1:4-5 (NVI)

  << 4 Dios nos escogió en él antes de la creación del mundo, para que seamos santos y sin mancha delante de él. En amor nos predestinó para ser adoptados como hijos suyos por medio de Jesucristo, según el buen propósito de su voluntad,>>

Uno de los más fuertes deseos de los seres humanos es ser amados, ser aceptados y sentir que pertenecemos. Queremos un sentido de conexión y pertenencia a algo o alguien.
Queremos sentirnos valiosos. No podemos tener garantías de que siempre tendremos eso en nuestro trato con las personas, pero podemos tenerlo de Dios. Aunque Dios lo sabe todo acerca de nosotros ( al decir todo, es todo ), Él nos sigue eligiendo a propósito. De acuerdo a Efesios 1:4, Él realmente nos elige a propósito para ser su propiedad y pertenecerle. Te aliento a decir en voz alta ahora mismo: "Yo le pertenezco a Dios".

Podemos vivir ante Él en amor sin reproche. Eso significa que no tenemos que sentirnos culpables y mal acerca de todas nuestras debilidades y faltas. Tu y yo no sorprendemos a Dios. Él sabe exactamente qué obtendrá cuando nos elige a nosotros. Dios no nos elige y luego se decepciona por nuestras incapacidades. Dios tiene esperanza para nosotros, cree en nosotros y está trabajando para ayudarnos a ser todo lo que Él tiene en su plan para nosotros.

Te animo a que descanses en el amor de Dios. Aprende a recibir el amor de Dios. Dios muestra su amor para con nosotros de mucha maneras, pero frecuentemente no somos conscientes de eso. Él nos amó primero, por eso podemos amarlo a Él y a las demás personas. Dios nunca espera descubrir en nosotros algo que primero no nos haya dado. Su amor es derramado en nuestro corazón por el Espíritu Santo, y quiere que vivamos ante Él en amor.

Déjate amar y ama. Estás destinado a ser un canal a través del cual Dios fluye, y no una reserva que meramente reciba y junte cosas. Eres especial, y Dios tiene un plan especial para ti. ¡Entusiásmate y regocíjate por ello!

¡Bendiciones!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario!